• PSICARA

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA EDUCACIÓN SEXUAL?

Bienvenidos y bienvenidas al Rincón de la Psicología, un espacio donde todos los miércoles, las psicólogas y psicólogos de PSICARA abordamos temas y curiosidades relacionadas con la Psicología. Aprovechando que ayer fue el día del orgullo LGTBIQA+ hoy hablaremos sobre la importancia que tiene la educación sexual, desde qué edades se hace necesario y qué beneficios tiene este método preventivo, informativo e interventivo.


Hablar sobre sexualidad a día de hoy sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad. Cuando hablamos sobre la sexualidad humana, no solo abarca las prácticas sexuales propiamente dichas, sino que es un concepto mucho más amplio del que se suele hablar. Cuando hablamos de sexualidad es necesario distinguir entre: la sexuación, el sexo que somos incluyendo el cuerpo y la identidad; la sexualidad, esas vivencias subjetivas que experimentamos con nuestro cuerpo e identidad, la parte emocional y la orientación del deseo; y, por último, la erótica, las colnductas en las que expresamos el deseo que vivimos. Estamos acostumbrados/as a escuchar que sexo es igual a sexualidad y a coito, pero como hemos podido comprobar abarca mucho más.


La infancia, adolescencia y juventud son periodos vitales que marcan y encaminan la vida adulta. Se trata de unos años llenos de cambios físicos, hormonales, sociales y psicológicos que afectan en la mayoría de áreas de la vida del/la menor. Entre otras muchas, el desarrollo de su sexualidad y de su propia identidad. Es un momento en el que el grupo de iguales toma un papel primordial. Pero esto tiene un arma de doble filo, ya que van a empezar a explorar con sus gustos, a compararse, a compartir y a relacionarse con sus iguales. Pero si compartes y te relacionas con un grupo que no te respeta, no te acepta, no te trata con el nombre que quieres que te traten (de manera constante), incluso se burlan de ti y no tienes más “apoyo” social, puedes llegar a tener serios problemas de salud mental. Pero esto no va solo de niñas/os, el papel del adulto es crucial, por ello la labor de los padres y madres, de los profesoras/es, y familiares en general cumple un papel que puede determinar la calidad de vida del/la menor y su salud mental tanto en este momento como en su futuro adulto. Las personas trans tienen mayores tasas de padecer síntomas depresivos e intentar suicidarse que las personas cisgénero Por otro lado, las tasas de suicidio de las personas trans son alarmantes, tienen una probabilidad entre el 30 y 80% (Aristegui, Zalazar, Radusky y Cardozo, 2022).


El arma más dañina es el desconocimiento y la ignorancia, pero recordemos que no solo se aplica a una/o mismo, sino que nuestra falta de conocimiento puede hacer daño a quienes tenemos al lado. Parece que de lo que no se habla no existe, pero lo cierto es que las personas trans existen al igual que las personas cis y tienen los mismos derechos que cualquier otra persona.


La educación sexual se quedaría corta si solo se enfocase en estos aspectos mencionados. También es esencial incluir la prevención de abusos sexuales en la infancia (como en edades mayores). Se estima que entre el 5 y el 18% de menores de edad sufren o sufrirán abusos sexuales durante su infancia, es decir, hasta uno de cada cinco niños o niñas (Castro, Ibáñez, Maté, Esteban y Barrada, 2019) y, en su mayoría, el agresor será una persona cercana al menor (es decir; hermanos, padres, tíos, amigos de los padres, etc.) (Ministerio de Igualdad, 2019).


Otro de los aspectos que incluye la educación es cómo nos relacionamos con nuestras parejas afectivas y, con ello, la prevención de violencia de género y violencia en la pareja. Fomentando y enfocándose en la prevención de las conductas violentas de la persona agresora y, a su vez, en la prevención a futuras víctimas mediante información sobre aquellas actitudes y/o actos que no deberían permitir.


A la hora de redactar estos artículos, cuando decido qué temática tratar en cada ocasión, suelo aprovechar la actualidad del momento para hablar en base a ello. Este es mi noveno artículo en esta sección y generalmente acabo hablando de temas que tienen que ver con discriminaciones sociales porque siguen ocurriendo, diariamente, a todas horas, en cada momento. El asesinato de Samuel, videos de agresiones a parejas homosexuales por las calles, el asesinato a George Floyd, y, en esta última semana, de repente, el mundo se ha escandalizado por un beso entre dos mujeres en una película de Disney. De hecho, la visibilización del colectivo en el cine es ínfima: resulta anecdótica las películas en las que aparecen de forma explícita un personaje gay, lesbiana o trasnsexual. Los delitos de odio que se están cometiendo comienzan en la etiquetación del filme con “ideología de género”, ¿acaso es la ideología de género un peligro para los y las más pequeñas?


Las conductas discriminatorias hacia lo diferente son cometidos por personas adultas en su mayoría, no por niños o niñas, sino por personas que han escuchado discursos de odio y lo siguen normalizando con sus conductas represoras y dañinas. Por todo ello, se hace fundamental una educación sexual calidad desde edades muy tempranas enfocada a la no discriminación.


A día de hoy sigue siendo importante hacer visible el mes del orgullo LGTBIQA+ porque realmente todavía vivimos en una sociedad que reprime, excluye y discrimina a las personas que son disidentes tanto en diversidad sexual como en identidad de género. La presencia del debate es precisamente el problema, ya que la sociedad aún no está dispuesta a aceptar que los contenidos culturales hegemónicos patriarcales no son la única forma de expresión.

Creamos sociedad con las gotitas que cada uno aporta al mundo. Por todo ello, cada conducta es importante para la vida de la persona que tenemos al lado. El conocimiento sobre la sexualidad humana no debería quedarse en "cosas de jóvenes" o cosas de modernas/os que ahora hablan de esto, sino que todo el mundo puede beneficiarse y nutrirse de ello. Esta educación es necesaria para personas tanto de 85 años como de 6 años.



Alba Nicolás Agustín, psicóloga de PSICARA.




Referencias

Castro, Á., Ibáñez, J., Maté, B., Esteban, J., y Barrada, J. R. (2019). Childhood sexual abuse, sexual behavior, and revictimization in adolescence and youth: a mini review. Frontiers in psychology, 10, 2018.

Ministerio de Igualdad. (2019). Macroencuesta de violencia contra la mujer. Madrid: Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género.

Aristegui, I., Zalazar, V., Radusky, P. D., y Cardozo, N. (2022). De la Psicopatología a la Diversidad: Salud Mental en Personas Trans Adultas.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo