• PSICARA

NO ES SÓLO LO QUE VES: PERCEPCIÓN VISUAL DE LA FORMA Y EL COLOR

Bienvenidos y bienvenidas al Rincón de la Psicología, un espacio donde todos los miércoles, las psicólogas y psicólogos de PSICARA abordamos temas y curiosidades relacionadas con la Psicología. En el artículo de hoy hablaremos sobre cómo percibimos el mundo y por qué es esto importante. ¡Dentro explicación!

A raíz del cambio de mentalidad que supuso la llegada del siglo XX surgieron, de manera inevitable, diferentes corrientes psicológicas. La protagonista de hoy es la aparición de la Psicología Humanista.

Dentro del amplio abanico de la Psicología Humanista, encontramos vertientes más concretas como la Psicología de la Gestalt. Quizá nunca hayas oído hablar de estos nombres. Bien, intentemos explicar qué afirmaban los grandes autores de la Gestalt y por qué nos interesan en este artículo de divulgación.

La palabra “Gestalt”, en su traducción del alemán, significa “forma”. La psicología Gestalt trata de ofrecer explicaciones acerca de cómo percibimos e interpretamos la realidad que nos rodea. Una de las máximas de esta corriente afirma que, de la gran cantidad de datos que podemos extraer de nuestros sentidos (luz, temperatura, sonido, etc.), los individuos tomamos solo la información que pueda ser agrupada para generar una representación mental. Absorber todos los datos del entorno sin discriminación supondría una gran complejidad para las personas, serían demasiados estímulos. Por tanto, para los exponentes de la Gestalt, la percepción era una tendencia al orden mental.

Un ejercicio que nos permite entender este concepto de manera más sencilla sería el siguiente: podríamos describir una silla como un conjunto de experiencias sensoriales (tamaño, color, textura, peso, etc.), sin embargo, en el momento en el que entramos en la cocina y vemos varios listones de madera con una tabla y un cojín, identificamos el conjunto como una idea compleja, una silla, fruto de entremezclar diferentes variables simples.

El lema que la escuela de la Gestalt utilizó para difundir esta explicación de la percepción fue: “El todo es mayor que la suma de las partes”. Es decir, la silla, como concepto, no son simplemente cuatro patas, un asiento y un respaldo de madera.

A continuación, nos centraremos en la percepción del color. ¿Podemos tocar los colores? La respuesta es no, no son tangibles. Las ondas de luz visibles se reflejan sobre los objetos y el resultado que se obtiene son los colores. Isaac Newton, en el siglo XVII, descubrió que la luz blanca se dividía en colores al pasarla por un prisma triangular (elemento que posteriormente se convirtió en la portada del álbum “The Dark Side of the Moon” del grupo de rock Pink Floyd).


Las conclusiones que surgieron desde entonces afirman que la percepción de los colores es subjetiva, es decir, aunque aparentemente la mayoría de personas somos capaces de percibir un color azul, no hay ninguna certeza de que todos veamos el mismo tono, brillo o saturación.


Algunos científicos han observado que los colores están culturalmente asociados a emociones específicas. Es por esta razón que los directores de cine eligen cuidadosamente los colores con la intención de maximizar el impacto emocional. Seguramente, emplearán colores cálidos para transmitir emociones agradables y acogedoras, mientras que los tonos más contrastados u oscuros se utilizarán en escenas sombrías o de terror.

El estudio del color tiene múltiples utilidades. Es fundamental para entender los objetos como medios de comunicación y de identificación de emociones. Siempre que sea posible manejar el código de colores de un grupo de personas, ver cómo crean asociaciones y estudiar qué sensaciones provocan en esos individuos, se optimizará la función de cualquier objeto o producto (por ejemplo, que las personas se identifiquen con ello y lo acaben comprando).

¿Dónde encontramos la utilidad en el día a día de la percepción del color? Pondremos un ejemplo actual sobre esto: Cuando escribimos en el buscador Google “enfermedad COVID 19”, las palabras que aparecen están escritas en rojo (color que en siglos anteriores estaba relacionado con las señales de peligro). Así mismo, la gráfica de fallecidos debido a esta enfermedad aparece representada en negro (color asociado a lo negativo, la muerte, el mal o lo indeseable). Sin embargo, cuando las palabras que escribimos son “vacunas COVID 19”, el color que encontramos es el verde (relacionado con la naturaleza, la esperanza y la curación, al igual que en la simbología de una farmacia).

No obstante, conviene resaltar que el estudio sobre el color y su funcionamiento psicológico se encuentra en una etapa muy prematura y que los hallazgos obtenidos deben de ser interpretados con cautela.



Berta Maté Calvo, psicóloga de PSICARA


Bibliografía:

Xue, S., Agarwala, A., Dorsey, J. y Rushmeier, H. (2013). Learning and Applying Color Styles From Feature Films. Computer Graphics Forum, 32, 255–264.

Eva, H. (2008). Psicología del color. Gustavo Gili.


55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo